Cómo aumentar las defensas del organismo

El sistema inmunológico o las defensas de nuestro cuerpo, están compuestas por glóbulos blancos y son las que nos dan esa protección de cualquier virus o bacteria que entra en nuestro cuerpo, dichas bacterias pueden llegar a causar un gran daño en nuestro cuerpo si nuestras defensas no ayudan.

Es una parte indispensable de nuestro cuerpo que nos protege de todos los males externos a nosotros mismos, si no tuviésemos sistema inmune no sobreviviríamos ni un solo día, todo porque las bacterias y virus se propagan en un tiempo muy corto. Si quieres saber cómo aumentar tus defensas estás en el lugar indicado.

Remedios naturales para aumentar las defensas

Para poder aumentar las defensas necesitamos de ingerir ciertos “remedios” que pueden ser normales en nuestra vida diaria y que es necesario implementar en nuestra rutina, siendo la primera receta para aumentar las defensas consumir mucha agua.

En el momento que consumimos agua el sistema inmune realiza la limpieza y a través de las partes secretoras de nuestro cuerpo expulsa dichas toxinas, lo normal sería tomar de diez a doce vasos de agua para que funcione bien la limpieza.

Ejercicios para relajarse

Es importante al menos tener quince minutos diarios para poder relajarse y no agobiarse de la rutina, trabajo o cualquier otra cosa cotidiana, usaras esos quince minutos para realizar respiraciones profundas, y la mejor manera para hacer esas respiraciones es hacerlo lentamente  inhalando por la nariz exhalando por la boca.

 Además de eso sería bueno que en el momento que realizas el ejercicio colocaras la mano sobre el abdomen, intenta inflar lo más que puedas el estomago, como si estuvieses llenando una pelota de aire y por último lo sueltas lentamente hasta que salga todo.

Circulación

Es necesario estimular la circulación dado que necesitas que la sangre fluya por todo tu cuerpo de manera constante y sin interrupciones para que los glóbulos blancos puedan realizar su trabajo, una manera de activar la circulación de manera fluida es cuando te bañes alternar el agua entre fría y caliente.

Comer limón

Las altas concentraciones que se pueden obtener de Vitamina C realizan una gran ayuda a nuestro sistema inmune para evitar los resfriados. El rocío del limón realiza el trabajo de ayudar el mantenimiento de las propiedades de los alimentos y evita que se oxiden, facilitando la digestión de dichos alimentos.

¡Muévete!

No es necesario que vayas a un gimnasio para estar activo y ejercitarse. Lo que importa es que se evite cualquier acto sedentario, así sea caminar un rato en un parque o en tu propia casa es una manera de activar la circulación y aumenta de esa manera todas las defensas, si realiza un ejercicio por el cual secrete sudor le ayudará a soltar toxinas.

Comer frutos secos

Los frutos secos tienen una gran cantidad de vitamina E lo cual realiza un estimulo que ayuda a la producción de antioxidantes y favorecen la absorción de nutrientes, si es posible una ración de frutos secos diaria puede ayudar en grandes cantidades a tu sistema inmune.

 Hierro para el cuerpo

Todo aquel alimento que pueda contener hierro tales como las carnes, todas en general, los huevos y algunas legumbres pueden aportar grandes cantidades de hierro, lo que es de gran importancia para nuestro sistema inmune ya que activa la respuesta rápida y oportuna contra casi cualquier enfermedad.

Es necesario si tienes alguna clase de anemia que pueda debilitar las defensas y que pueden aumentar el riesgo de infecciones y virus. En general es necesario tener una alimentación balanceada que contenga los suficientes nutrientes para que tu cuerpo esté dando su cien por ciento y rinda en todas sus labores diarias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *