¿Cómo ahorrar con los electrodomésticos?

Refrigerador, microondas, lavavajillas, lavadora, secadora, aire acondicionado, secador de pelo, batidora, aspiradora… La lista de electrodomésticos que podemos tener en nuestras casas es extensa. Y los gastos con ellos también pueden ser grandes.

ahorrar energia con electrodomesticos

¿Quieres saber cómo ahorrar?

El primer paso es repensar: ¿necesitas todo esto? ¿Esa olla eléctrica, la luminaria decorativa, el aparato de sonido, etc.? El consumo consciente favorece su bolsillo y la naturaleza.

CÓMO AHORRAR EN LA COMPRA DE ELECTRODOMÉSTICOS

1 – Investigue y compare

Antes de cualquier compra, haga una búsqueda de precios y condiciones de pago, pues es un paso fundamental para planificarse mejor financieramente y ahorrar.

Busque en Internet y, si tiene disponibilidad, vaya a centros comerciales que reúnan varias tiendas del sector, pues no siempre los precios se divulgan en la web.

consejos para ahorrar energia a la hora de usar electrodomesticos

2 – Considere el costo-beneficio

No sirve de nada comprar el electrodoméstico más barato del mercado si el producto no tiene calidad o si gasta el doble de energía después. Por lo tanto, busque también el producto que desea adquirir.

En el caso de los electrodomésticos, es recomendable averiguar el consumo de energía de los equipos. Para ello, basta con mirar la etiqueta adjunta al producto, que indica el nivel de eficiencia energética, clasificado de A a E.

Los productos clasificados con E son los menos eficientes y consumen más energía.
Los productos clasificados con A son los más eficientes y consumen menos energía.

3 – ¿Nuevo, usado o prestado?

Antes de comprar un nuevo aparato, considere también otras alternativas. Si usted ya tiene un aparato usado, por ejemplo, tal vez compense hacer el mantenimiento del electrodoméstico.

Si está pensando en adquirir un equipo para un uso puntual – comprar un taladro para una reforma, por ejemplo – tal vez compense pedir prestado el producto.

Otra opción es buscar también electrodomésticos seminuevos, sea en clasificados de periódicos o en sitios específicos para eso. Considere esta opción, pero no deje de chequear las condiciones del producto y de la venta, sin olvidar la factura.

4 – Planifique el pago antes de la compra

Para garantizar que sus ahorros van a hacer efecto, planee antes de comprar. Comparar los valores buscados con lo que tiene disponible para la compra en su presupuesto. Cheque las mejores condiciones para su bolsillo.

Para no crear deudas, lo ideal es pagar íntegramente. Si es el caso de parcelar, prefiera pagar en pocas cuotas para no comprometerse por mucho tiempo.

Considere la urgencia de la compra y, si lo necesita, ahorra por algún tiempo antes de adquirir el electrodoméstico que desea con las mejores condiciones para su presupuesto.

AHORRA EN EL USO DE ELECTRODOMÉSTICOS

5 – Apague lo que no esté usando

Conectados a la toma, los electrodomésticos continúan consumiendo energía, aunque estén en el modo apagado. Por supuesto, algunos productos, como los refrigeradores y los sistemas de seguridad, necesitan ser puestos en marcha. Pero tenga cuidado con los demás electrodomésticos. Y apague las lámparas en ambientes vacíos.

6 – Tome baños más cortos

La ducha es uno de los mayores consumidores de energía en una residencia. Y los baños largos todavía consumen una gran cantidad de agua. Por lo tanto, trate de tomar baños más rápidos.

7 – Junte la ropa para lavar todo de una sola vez

La Lavadora y la plancha también son responsables de grandes consumos de energía. Entonces, haga un mejor aprovechamiento de cada proceso juntando toda la ropa para lavar de una sola vez.

8 – Haga el deshielo periódicamente en la nevera

Si su refrigerador no tiene deshielo automático, esté atento al proceso de deshielo periódico. Y cheque también las gomas de sellado de las puertas, evitando pérdidas de temperatura y mayor gasto de energía.

9 – Atención al aire acondicionado

En el verano, el aire acondicionado suele representar 1/3 del consumo de energía de una casa. Entonces, usalo con conciencia. No deje ventanas abiertas en ambientes con el aire conectado. Limpie periódicamente los filtros. Y no olvide apagarlo cuando no lo esté usando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *