De la TV a la web, un proyecto con Sello Negro

Conozca Sello Negro, un proyecto audiovisual y social de la ciudad de Cali, y lo que ha significado su cambio: de los canales analógicos de televisión a la web.

Jorge Leonardo Duque es muchas cosas. Es caleño, primero. Conoce a Cali profundamente y a su población negra, en particular. En sus 40 años de vida, no se ha alejado de esta ciudad más que seis meses, que fue lo que duró un viaje a Estados Unidos.
Segundo, es realizador audiovisual. Se graduó como Comunicador Social -Periodista, de la Universidad Autónoma, pero, desde el principio, sus intereses se concentraron en el mundo de las cámaras.
Tercero, es líder. Los conocimientos adquiridos durante su carrera y la pasión por la realización audiovisual los ha orientado al desarrollo de las comunidades afrodescendientes del país.
Debió pasar por varios canales de televisión antes de llegar a dirigir el proyecto que ahora consume casi todas sus energías:Sello Negro.

Comunicación para el Desarrollo

Según la Unesco, la Comunicación para el Desarrollo es una forma de ayudar a que las personas marginadas y vulnerables se empoderen sobre las decisiones que afectan sus vidas. “Es un proceso social que fomenta el diálogo entre las comunidades y los responsables de la adopción de decisiones locales, nacionales y regionales. Su objetivo es el fomento, desarrollo e implementación de políticas y programas que mejoren la calidad de vida de todas las personas”.
Sello Negro, como proyecto comunicativo, obedece a ese espíritu, y es el resultado de una serie de acontecimientos más o menos al azar.
En 2001, después de que perdiera su trabajo como periodista en Starmedia.com, un medio web con presencia en varias ciudades de Latinoamérica, Jorge Leonardo terminó trabajando con un movimiento político de comunidades negras.
“Al principio —dice Jorge—, el trabajo tenía que ver con la parte organizativa, con participación ciudadana. Pero hubo un momento en que se presentó una necesidad de hacer un trabajo de visibilización. Se consiguieron recursos con una organización internacional y pudimos hacer un programa de televisión que se llamó Sello Negro Magazín. Era el año 2005”.
El programa fue transmitido inicialmente por un canal local, pero entre 2009 y 2010, se transmitieron 20 capítulos en Señal Colombia.
Ahora, Sello Negro es un proyecto independiente que, si bien tiene la comunicación audiovisual como núcleo, ha pasado los límites de un mero magazín. Desde 2012, por ejemplo, organiza el festival de cine afro Anense. El año pasado, con fondos de la Comisión Nacional de Televisión, realizó y produjo otro programa para TV con temáticas afro, llamado Quilombo, que fue transmitido por Telepacífico. Y próximamente, en la página web de Sello Negro (www.sellonegro.tv), se estrenará una serie de 12 capítulos realizada por estudiantes afro de Cali, que es el producto final de un proceso de formación dirigido por la organización.

Internet da alas

Según Diego Fernando Montoya, docente del Área de humanidades de la universidad Eafit, en el video “El nuevo escenario audiovisual: Internet”, Youtube cambió para siempre las formas en que las personas consumen televisión.
“Youtube nos hizo no sé si un favor o un daño —dice—, nos hizo algo, por lo menos”.
Uno de los cambios más significativos, afirma el profesor, es la posibilidad de armar lo que él llama una “dieta audiovisual propia”: Ya el televidente convencional no ve televisión como antes. Y no es necesario, por ejemplo, esperar una hora específica para ver el capítulo de una serie. En pocas palabras, Youtube —y en general, internet— ha significado libertad para el televidente.

¿Pero qué pasa desde el punto de vista del realizador? Diego Fernando Montoya deja claro que hay unos retos mucho más grandes en cuanto a la creatividad y la competencia. Sin embargo, para Jorge Leonardo Duque, que acaba de terminar el curso Productos Audiovisuales en Internet de Periodismo de Hoy y ha pasado por varias experiencias de televisión analógica, la web también ha significado una forma de ser libre:
“Es la facilidad y la democratización que para nosotros significa poder subir los contenidos en el momento que los tengamos listos —dice—. No depender de una parrilla de programación ni de las políticas del canal. Acá, en la web, nosotros podemos hacer cosas que no se pueden hacer en televisión… Decir cosas que, por cuestiones políticas, no se pueden decir en televisión, porque el canal no nos pasaría el programa. Eso ha significado para nosotros internet: unas alas”.
Para los integrantes de Sello Negro, la web comenzó como una alternativa a los altos costos que significa hacer televisión, pero ahora, también, representa todo un universo de posibilidades. Empezaron montando los trabajos audiovisuales que hacían a portales como Youtube y Vimeo, abrieron luego un blog, Sello Negro Magazín, y desde hace unos tres meses, trabajan fuertemente a la construcción de una página web.